Historia

En 1905, en Castello D’Annone, municipio de la provincia de Asti, Giuseppe Perlino tuvo la intuición de emprender el camino del comercio de los vinos más preciados de Asti, creando una empresa sencilla pero a la vez moderna, cuyo verdadero capital era el trabajo y el espíritu de sacrificio de su familia y sus colaboradores.

Pasados pocos años Perlino se posiciona entre las principales empresas de este sector; esta situación le permite trasladar la sede a la ciudad de Asti, capital de la provincia, y así ampliar considerablemente su alcance.

En los años 30 experimenta una verdadera evolución, gracias además a las inversiones realizadas, y comienza la producción histórica de vinos espumosos y de vermut, que se suma a los vinos piamonteses para convertirse con el tiempo en el verdadero punto de fuerza de la empresa.

El vermut Perlino, de hecho, se posiciona rápidamente en el mercado nacional e internacional, convirtiéndose en un elemento casi insustituible para el aperitivo clásico de la tradición piamontesa.

Un producto único, de gran frescura y personalidad gracias a su exquisita receta obtenida a base de vino, mosto, azúcar y una infusión especial de hierbas cuidadosamente seleccionadas.

Con el pasar de los años las generaciones de la familia Perlino han continuado la actividad centrados en la filosofía y en los valores de la empresa, reafirmándose cada vez más en el arte de la producción de vermuts, vinos espumosos y productos vinícolas piamonteses.

Y es precisamente a finales de los años 90 que la empresa, en pleno proceso de consolidación en los mercados nacional e internacional, realiza un nuevo establecimiento productivo en la población cercana de Montiglio Monferrato, donde instala una bodega para la maduración de los vinos en barriles.

Aún hoy Perlino trabaja y se expande a nivel mundial, con un ritmo de crecimiento continuo, tanto en el sector productivo como en el comercial.

Un producto único, de gran frescura y personalidad gracias a su exquisita receta obtenida a base de vino, mosto, azúcar y una infusión especial de hierbas cuidadosamente seleccionadas.

 

Con el pasar de los años las generaciones de la familia Perlino han continuado la actividad centrados en la filosofía y en los valores de la empresa, reafirmándose cada vez más en el arte de la producción de vermuts, vinos espumosos y productos vinícolas piamonteses.

Y es precisamente a finales de los años 90 que la empresa, en pleno proceso de consolidación en los mercados nacional e internacional, realiza un nuevo establecimiento productivo en la población cercana de Montiglio Monferrato, donde instala una bodega para la maduración de los vinos en barriles.

Aún hoy Perlino trabaja y se expande a nivel mundial, con un ritmo de crecimiento continuo, tanto en el sector productivo como en el comercial.

Perlino

GRATIS
VIEW